Cruz Laureada Colectiva

Tres Cruces Laureadas individuales

 
     
 
lefttop
 

 

Siempre fiel a su deber

 

 

 Me desperté a duras penas.

 

 Algo extraño pasaba en la Casa-Cuartel. Cuando me asomé por la ventana, apenas despabilado, vi a mi padre que trasladaba un cajón pequeño y muy pesado a través del patio.

 

Pero dentro del Cuartel-mi padre es guardia civil y vivimos en el último piso todo es distinto a lo que ocurre las demás noches: el guardia de puertas está recogiendo tambi��n a su familia; el cabo da órdenes que yo no entiendo, a media voz; en la sala de guardia se han recogido todos los papeles de las mesas, los correajes que cuelgan del viejo perchero, los fusiles...

 

Los compañeros de mi padre están ya abajo, esperando.

-Jacinto, ¿estás ya?

- Ya voy, - respondo.

 

Mi madre ha preparado dos maletas con la ropa y quiere llevar más, pero mi padre advierte: - no hace falta tanto; es sólo para dos o tres días. «Canelo» ha notado el barullo y está a mi lado preguntándome con los ojos. «Canelo» es mi perro, un perro corriente, de pelo liso, que llegó un día al Cuartel con una pata rota chorreando sangre; yo le curé con telas de araña y un trapo y desde entonces se quedó con nosotros y me quiere más que a nadie de la casa; dicen que es un perro vulgar y feúcho pero. yo le quiero a pesar de eso; es muy listo y siempre está conmigo. Ahora quiere subir el primero ,en el autobús, un coche grande, gris, sin techo, que espera con el motor en marcha desde hace un rato a la puerta del Cuartel. Yo me he colocado junto al chófer, un guardia que no tiene gorro, ni tricornio, sino una gorra de plato colorada; me ha mirado un instante y me ha dicho: -Toma, llévamelo con cuidado. . .Y me ha entregado un mosquetón. El mosquetón es un fusil pequeño pero que pesa lo suyo. «Canelo» está a mi lado y me mira extrañado de .que yo lleve en las manos una escopeta de verdad, como si fuéramos a la guerra.

 

-i A Toledo!, ordena el cabo.

 

El autobús salta toda velocidad. Me ha dado tempo, sin embargo, de echar una mirada al Cuartel en cuya portada hay un letrero que dice « Todo por la patria »; recuerdo que fue el tema que nos puso don Vicente como ejercicio de redacción en el examen de 6º de curso. Está amaneciendo. Nadie sabe que nos vamos. En las calles del pueblo nos cruzamos solamente con un hombre que conduce un par de mulas con un carro cargado de mies que se tambalea al pasar por los baches. Ahí, en la esquina de la plaza vive Fernando, mi compañero de pupitre en la escuela, el hijo del secretario; un poco más allá estará durmiendo todavía Gerard , el monaguillo, con quien me pegué el otro día porque le gano siempre e que jugamos a las bolas y luego dice que hago trampa.

 

«i A Toledo!».

 

El cabo no ha dicho más y los guardias tampoco preguntan. En el camino hablan del asesinato de Calvo Sotelo, un diputado de derechas a quien mataron cobardemente la semana pasada en Madrid por orden de Casares Quiroga, el jefe del Gobierno de la República; hablan también del petardo que le pusieron hace poco al cura del pueblo en la puerta de su casa que por poco estalla; dicen que los comunistas y el Gobierno son una misma cosa; oigo que mezclan en su conversación los nombres de Franco, de Sanjurjo y de Mola; yo no entiendo la mitad de las cosas que dicen pero estoy un poco asustado de todo esto. Mi madre también lo está. ¿Por qué hemos madrugado tanto? ¿Por qué nos vamos a Toledo?

 

i A Toledo!

 

Cómo será Toledo? La verdad, yo no sé de Toledo sino que es la capital de una de las cinco provincias de Castilla la Nueva. Me las sé bien desde hace años: Madrid, Toledo, Ciudad Real, Cuenca y Guadalajara.

 

« Toledo...» Allí vamos.

 

.¿A qué? No me atrevo a preguntar a mi padre porque no crean que tengo miedo, pero le miro de vez en cuando y le veo serio. También están serios los otros guardias pero en su ojos se nota como un deseo, como una impaciencia. Algo grave está ocurriendo o va a ocurrir pronto. Yo sigo el viaje asustado pero contento porque creo que me estoy metiendo en una aventura.

El coche corre cada vez más. Al pasar por Torrijos un hombre que está unciendo un burro a una noria nos ve desde lejos y cuando nota que es la Guardia Civil levanta el puño cerrado. Mi padre le mira y calla. Yo sujeto con fuerza el mosquetón del chófer; con él entre las manos me parece que tengo más valor, que soy alguien...Al coronar la cuesta de la Venta del Hoyo me advierte mi padre:

 

- Mira, eso es Toledo. Ya luce plenamente el sol. Y sobre el cielo destacan los campanarios de muchas torres que alzan su silueta sobre un cerro rocoso que ciñe el Tajo como si fuera un cinturón de plata. Tiene murallas y puertas con almenas y puentes, como los castillos.

 

Cuando atravesamos la puerta de Visagra parece, efectivamente, como si hubiésemos entrado en un castillo grande con muchas cuestas, una gran plaza de armas que es Zocodover y una torre del homenaje: el Alcázar.

 

D. Luis Moreno Nieto, del libra  "Una aventura en Toledo, La epopeya del Alcázar contada por un niño".

 

 

 

Benemérito Instituto.

Un sobre lacrado

El comandante del puesto de la Guardia Civil, en un pequeño pueblo de la provincia d Toledo, recibe el mensaje : Siempre fiel a su deber.

Es el día 18 de Julio; la casa cuartel, un horno. Fuera el sol, chicharras, rumoreo de gallinas. el comandante del puesto se ha dirigido apresuradamente a un armario cerrado con llave y ya tiene en las manos el sobre lacrado que, desde varios días antes, estaba impaciente por abrir.

Las instrucciones son claras y detalladas. Llama a sus hombre y les comunica la orden de traslado con sus mujeres y sus hijos, lo que puedan llevar de sus pertenencias y todo el armamento, equipo y munición. Primero han de concentrarse en la cabecera de línea o en la compañía, situadas, estas, en Toledo (dos compañías), Ocaña y Talavera de la Reina.

El teniente coronel Romero Basart, jefe de la Comandancia de Toledo, consigue así reunir la fuerza que haría posible la defensa del Alcázar. La operación ha sido cuidadosamente preparada y se ejecuta con exactitud pese a las enormes dificultades que supone reunir grupos tan dispersos acompañados, además, de sus familias. Solamente una línea línea (sección), la de Tembleque no puede llegar; sus treinta hombres son apresados y hay diferentes versiones, todas dramáticas, sobre su fin. La perfecta organización, minuciosamente detallada, permite que las compañías de Ocaña y Talavera realicen el traslado a Toledo el día 22, cuando ya la provincia está en manos de las milicias, los comités locales mandan en las carreteras con puestos de control en cada pueblo y las tropas de Riquelme entran en la ciudad.

En anteriores contactos con el coronel Moscardó, el teniente coronel Romero las ha puesto a sus órdenes. Oportunamente comunica al gobernador civil su decisión de concentrar las fuerzas en las capital cuando en la España rural pequeños destacamentos son asaltados por partidas de revolucionarios armados que asesinan a los guardias y a sus familias.

 

La Guardia Civil será la fuerza más importante en la defensa del Alcázar. Sin ella, una resistencia tan prolongada hubiese sido imposible. Moscardó, como lo suyos, héroes como tantos a lo largo de la historia: héroes muertos.

D. Ángel Palomino, "Defensa del Alcázar. Una epopeya de nuestro tiempo." Editorial Planeta.

 

 

Don Pedro, envío dos sobres a los responsables de la Guardia Civil de la provincia de Toledo, desde la comandancia de Toledo.

 

El primero, era público, y con fecha del 30 de Marzo de 1936, daba las instrucciones a seguir por la Guardia Civil en caso de concentración en grandes grupos.

 

 

 

 

INSTRUCCIONES EN CASO DE CONCENTRACIÓN EN GRANDES GRUPOS

 

A) PREVENTIVAS ( A efectuar inmediatamente)

Estudio por cada familia de donde ha de quedarse esta, bien en casa de algún conocido que garantice su seguridad, bien en los pueblos natales, bien donde tengan alguna familia, y en último caso siguiendo al cabeza de familia.

Estudio de la impedimenta a llevar por cada familia, que no excederá de dos maletas o nada si la salida ha de hacerse a pie.

Se tendrá estudiado el procedimiento de requisar o apoderarse de un  vehículo que los transporte con la mayor premura.

Desde el momento que se sepa ha de emprenderse la marcha, hasta emprenderla no ha de transcurrir más de una hora.

Se tendrá preparado para llevarlo consigo el criptógrafo, relación de sospechosos, carpeta de reservado y estas instrucciones.

Se inutilizarán todas las armas que no se puedan transportar procurando esconderlas después de inutilizadas.

Procurará tener una o varias personas adictas al Cuerpo que se presten a servir la comunicación con los puestos limítrofes que carezcan de telégrafo o de teléfono.

 

B) MOMENTOS DE EMPRENDER LA MARCHA

Cuando se reciba orden escrita o telefónica, ésta última controlada por el procedimiento de hacer establecer la comunicación y volver a llamar nuevamente; conocimiento del timbre de voz del que habla y siempre haciendo recitar la palabra que sirva de consigna y que se encontrará dentro del sobre lacrado que lleva ésta instrucciones.

Cuando lleguen rumores alarmantes y no se reciba contestación telegráfica ni telefónica de los puestos limítrofes, Líneas, Compañías ni Comandancia.

 

C) MARCHA

Se efectuará con las mayores precauciones, evitando que el vecindario se entere; la fuerza marchará desplegada desde dos kilómetros antes de llegar a un pueblo hasta dos kilómetros después, así como este lo efectuaran igualmente, cuando lleguen a algún accidente del terreno o casa que les infunda sospechas.

Si hay procedimiento de evitar atravesar pueblos se efectuará.

La salida del cuartel y dirección a llevar será con arreglo a las instrucciones que existan dentro del sobre lacrado que acompaña a éstas instrucciones y el cual no se abrirá hasta que llegue el momento de emprender la marcha.

Cada puesto que deba esperar a otro se efectuará procurando salir a su encuentro a las salidas del pueblo y todos reunidos marcharán en la dirección que indique el sobre tantas veces citado.

 

Toledo 30 de Marzo de 1936

El primer Jefe.

 

Sello de la de la Guardia Civil. Comandancia de Toledo

El segundo comunicado, era un sobre lacrado, marcado como "Órdenes muy reservadas". Consigna a seguir en la Comandancia (SIEMPRE FIEL A SU DEBER), donde se daban en detalle las instrucciones y puntos de concentración de los miembros de la Guardia Civil.

 

 

 

 

ORDENES MUY RESERVADAS

Consigna a seguir en la comandancia (SIEMPRE FIEL A SU DEBER)

PUNTO A DONDE CONCENTRARSE.

Santa Cruz de la Zarza irá a Villarubia de Santiago, los dos juntos a Noblejas y los tres reunidos a Ocaña.

Toledo 30 de Marzo de 1936

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2º TERCIO DE LA GUARDIA CIVIL                        COMANDANCIA DE TOLEDO

Estudio hecho sobre los puntos de concentración que han sido señalados a cada uno de los puestos de la expresada comandancia, al serles dada la orden para ello.

 

El puesto de Méntrida marchará a Valmojado y juntos irán a Santa Cruz del Retamar; con éste puesto marcharán por Novés a Torrijos, teniendo gran precaución con el pueblo de Novés, pues es altamente peligroso.

 

Fuensalida marchará a Torrijos procurando no atravesar el pueblo.

Almoróx marchará a Escalona, los dos juntos irán hasta la Finca de Villalta, donde se unirá el Casar de Escalona, y juntos irán los tres puestos a Torrijos, tomando grandes precauciones en el pueblo de Maqueda y en el de Val de Santo Domingo.

 

Carpio marchará por el camino a Puebla de Montalban; San Mart��n de Montalban marchará sobre Puebla de Montalban; tomaran precauciones a la entrada de éste pueblo rodeando hasta llegar al Cuartel. Reunidos los puestos de Carpio, San Martín de Montalban y Puebla de Montalban, marcharan sobre Escalonilla y reunidos en este puesto marcharán los cuatro sobre Torrijos, dejando a Garindota a un flanco, es decir, sin pasar por el pueblo por ser francamente peligroso.

 

Villamiel marchará  sobre Torrijos, procurando no atravesar ningún pueblo.

 

Camarena marchará por carretera a Arcicollar, reunidos los dos puestos irán a Bargas, tomando extrema precauciones en la Estación de Bargas, reunidos con éste puesto marcharán los tres sobre Toledo.

 

Mocejón marchará sobre Toledo.

 

Olias del Rey marchará sobre Toledo.

 

San Pablo marchará sobre Menasalbas; Navahermosa irá a Menasalbas; los tres juntos irán sobre Cuerva, procurando no atravesar Pulgar, por ser peligroso al dirigirse sobre Argés no olvidando que Layos es pueblo pequeño pero peligroso, y reunidos los cuatro puestos marcharán sobre Toledo.

 

Polán irá sobre Guadamur  y los dos juntos por el camino saldrán al puente sobre el Guajaráz dirigiéndose a Toledo.

 

Sonseca irá por carretera sobre Ajofrín; Mazarambroz irá por el camino de Ajofrín reunidos los tres puestos vendrán sobre Toledo procurando no atravesar el pueblo de Burguillos y tomando grandes precauciones al llegar a Toledo en especial en el Barrio de la Estación.

 

Seseña marchará sobre Esquivias, así como Borox y juntos los tres puestos irán sobre Illescas.

 

Lominchar marchará dejando a Cedillo del Condado a un flanco, es decir sin pasar por el pueble irá a Illescas.

 

Urda marchará sobre el Castillo de las Guadalerzas y los dos juntos sobre Yébenes; los tres reunidos irán a Mora.

 

Añover de Tajo marcharána Cobeja y juntos a Villaluenga procurando dejar la Fabrica y el pueblo al Norte, deben dirigirse directamente al cuartel; los tres puestos reunidos irán sobre Illescas.

 

Orgáz irá a Mora.

 

Almonacid irá a Mascaraque y juntos a Mora.

 

  

 

 Santa Cruz de la Zarza irá a Villarubia, los dos juntos a Noblejas y los tres reunidos a Ocaña.

 

Villasequilla irá a Huerta, los dos juntos a Yepes y los tres reunidos irán a Ocaña.

 

Corral de Almaguor irá a Villatobas y juntos a Ocaña.

 

La Guardia irá a Dos Barrios y juntos a Ocaña.

 

El Toboso irá a Quintanar, Miguel Esteban a Quintanar, Villanueva de Alcardete a Quintanar; los cuatro juntos irán a Puebla de Almoradiel y en unión de éste marcharán a Villa de Don Fadrique. Los seis puestos juntos a Villacañas. A Villacañas se unirá Quero, y todos juntos es decir los ocho puestos irán a Tembleque.

 

Consuegra a Madridejos. Camuñas a Madridejos y juntos los tres a Tembleque.

 

Lillo a Tembleque, teniendo precaución al pasar el pueblo del Romeral.

 

Campillo por Aldeanueva a la Estrella; los dos juntos a Puente del Arzobispo, Valdeverdeja a Puente del Arzobispo y todos a Calera y de éste todos a Tavera.

 

Calzada de Oropesa, a Oropesa y los dos junto a Talavera.

 

Navalcán a Parillas y juntos marcharán a Talavera.

 

Navamorcuende a Talavera.

 

Hinojosa a Talavera.

 

Malpica a Cebolla y los dos a Talavera.

 

Espinosa a los Navalmorales, los dos juntos a San Martín de Pusa, Villarejo Martín de Pusa y con el de San Bartolomé todos juntos a Talavera.

 

Alcaudete a La Herencia y juntos a Talavera.

 

Pueblanueva a Talavera.

 

 

 

 

 

 

Con agradecimiento a D. Luis Díaz Guerra, que nos ha hecho llegar copia de las dos cartas emitidas por D. Pedro. 

 

 

 

 

 

 
righttop